Reus es una de las ciudades más culturales y activas de Cataluña. Es conocida por su gran tradición comercial, su gastronomía, su arquitectura modernista y por ser el lugar de nacimiento del gran arquitecto Antoni Gaudí.

Su origen se remonta a la Época Medieval, pero fue en el siglo XVIII cuando vivió su mejor momento convirtiéndose en una de las ciudades más importantes de Catalunya, un epicentro comercial gracias a la producción de aguardiente, tanto es así que se popularizó la frase “Reus, París, Londres”, comparando la actividad comercial de esas metrópolis con la de esta pequeña ciudad. A finales del siglo XIX y principios del XX es cuando empieza el auge de la construcción modernista, las calles del centro se llenan de bonitos edificios de este estilo y Reus pasa a ser la ciudad modernista más importante de Cataluña, después de Barcelona.

Actualmente la arquitectura modernista de Reus es una de las más importantes de Europa ya que cuenta con una Ruta compuesta por más de 25 edificios de este estilo que se pueden descubrir paseando por la ciudad. Los edificios más destacables y que además se pueden visitar también en su interior son la Casa Navàs y el Institut Pere Mata.

Imprescindibles:
• Ruta Gaudí: un paseo por la infancia de Gaudí dónde podréis visitar los lugares que frecuentó durante su vida en Reus: su casa natal, su escuela y también el Gaudí Centre, un museo dirigido a todas las edades que permite descubrir la formación y los secretos de la arquitectura de este genio.

• Ruta Modernista: una ruta para pasear por el centro de la ciudad y descubrir las fachadas modernistas que decoran las calles. Delante de cada edificio encontraréis una placa en el suelo con el nombre de la casa, el arquitecto y el año de construcción.

• Institut Pere Mata: se trata de un instituto psiquiátrico obra del arquitecto Lluís Domènech I Montaner. Se construyó siguiendo el patrón de un conjunto de pabellones, lo que sirvió como precedente al Hospital Sant Pau de Barcelona. El Pere Mata es una auténtica joya del modernismo, sobre todo el pabellón conocido como el de los Distinguidos, que aún conserva toda su riqueza ornamental y decoración original, por eso es el único que se puede visitar.

• Iglesia Prioral de Sant Pere y Campanario: Sant Pere es el patrón de Reus, este santuario es uno de los principales de la ciudad, data del siglo XVI. Se puede subir hasta la parte superior del campanario dónde podréis disfrutar de una vista aérea de la ciudad y del toque de campanas.

• Casa Navàs: es la casa más popular, merece la pena visitarla, dispone del mobiliario y decoración originales, cerámica, mosaicos, vidrios, maderas, tapices… lo que permite entender aún mejor la historia de la familia y de la ciudad. Obra también de Lluís Domènech i Montaner.

• Gastronomía y Vermut: Reus es también la ciudad del Vermut, además dispone de una gran oferta gastronómica con un sinfín de restaurantes. No podéis marcharos sin degustar un buen Vermut sentados en una terraza.

Una ciudad emprendedora, llena de vida, sus calles siempre repletas de gente, sus terrazas, sus restaurantes y su gran oferta cultural hacen que Reus sea mucho más que una pequeña ciudad.

“Gaudí es un genio, yo también; Fortuny es un genio, yo también; Gaudí, Fortuny y Prim eran de Reus, yo también, porque como dice el gran filósofo Francesc Pujol, en este país, hay mucha gente que sin ser de Reus casi lo parecen“ – Salvador Dalí

Solicita Información

Si quieres más información no dudes en escribirnos.

14 + 3 =